Guía completa para escoger el mejor servicio de telefonía celular en Australia

Actualizado: 29 de ene de 2019


Si de algo estamos seguros es que una de las primeras cosas que querrás hacer en cuanto llegues a Australia es conseguir un plan de telefonía celular con datos de internet para poder comunicarte con tu familia, chequear Facebook y chatear con tus amigos por WhatsApp. Aquí te preparamos una guía con todo lo que necesitas saber para escoger la mejor opción.







Además de servirte para hablar con tus amigos por Messenger, llamar a tu familia por WhatsApp y subir fotos a Instagram, conseguir una tarjeta SIM y escoger el tipo de servicio de telefonía móvil es sumamente importante para comenzar a buscar trabajo ya que precisarás un número australiano para que te llamen.


Lo más importante que debes saber es que para obtener un número telefónico australiano debes comprar una tarjeta SIM de algunos de los proveedores de servicios de telefonía. Luego debes comprar o recargar tu paquete de datos y minutos para que puedas hablar y conectarte a internet, y esto lo puedes hacer tanto a través de un Plan Anual o de un servicio Prepago.



01. Plan Anual o servicio Prepago


Una de las primeras cosas que debes escoger al momento de obtener tu nuevo número de teléfono aquí en Australia es si deseas suscribirte a un Plan Anual, donde realizas pagos mensuales por tu paquete de datos y minutos, o bien adquirir un servicio Prepago de recarga donde pagas sólo cuando quieres adquirir más minutos para hablar o datos para utilizar internet. Veamos cómo funciona cada servicio más en detalle:


El Plan Anual de telefonía básicamente consiste en un contrato de 12 o 24 meses con una compañía de telecomunicaciones aquí en Australia que te brindará un número de teléfono del país, llamadas nacionales y mensaje de textos comúnmente ilimitados y una cantidad de Datos de internet a cambio de un pago mensual acordado previamente. Los Planes pueden incluir el servicio de telefonía únicamente o bien puedes pagar un poco más e incluir un celular nuevo a cambio de una cuota más alta. Si estás pensando en adquirir un nuevo teléfono esta es una buena opción ya que no tienes que pagarlo todo al comienzo.







Por el contrario, el servicio Prepago no tiene contrato con la empresa de telecomunicaciones. Es por eso que todo lo que debes hacer es comprar una SIM card para tu teléfono y comprar Paquetes de Datos y Minutos cada que vez necesites. Esta opción es más flexible ya que no exige un compromiso a largo plazo, sin embargo los minutos de llamadas no suelen ser ilimitados y la cantidad de Datos incluidos suelen ser menores que los incluidos en los Planes Anuales.


Muy frecuentemente en ambas opciones los Datos y los Minutos vencen a fin de mes o a los 60 días por lo que comprar un plan muy grande a veces se termina desperdiciando. Consulta con el vendedor en la empresa que elijas.